martes, 30 de enero de 2007

ORTEGA LARA HABLA, ESPERAMOS QUE ESCUCHE EL GOBIERNO

"Durante muchos años las víctimas del terrorismo han estado bien tratadas, pero ahora estamos asistiendo a un panorama totalmente distinto: se les insulta, se les maltrata, se les injuria, incluso se hace de ellos motivo de escarnio. Incluso hay quienes dicen que son los culpables de que no haya paz". Estas son las terribles palabras de un secuestro, de una víctima de ETA que ve ante sus ojos, cómo se permite la negociación con asesinos y se desprecia la voz de quienes les sufrieron. Ayer tras 9 años de silencio, Sánchez Dragó, le hizo una entrevista en Tele Madrid a Ortega Lara y hoy su eco ha sonado en todos los medios de comunicación.

José Antonio Ortega Lara fue secuestrado el 17 de enero de 1996. Era funcionario de prisiones en el País Vasco. Pasó 532 días en un zulo lúgubre y húmedo de 3 metros de largo por 2,5 de ancho, en el que sólo podía dar tres pasos, aquellos que le sirvieron para rezar el rosario varias veces al día -3 al frente y dos de lado- y que le mantuvieron en una relativa cordura. Dispuso de una hamaca, una tumbona de lona y tubos; de un orinal, el mismo en el que hacía sus necesidades y recibía agua. Luz: la de una pequeña bombilla. Abrigo: una escueta manta. Comida: sólo frutas y verduras. Ortega perdió 23 kilos, masa muscular y densidad ósea. Este martirio impensable para cualquiera es hoy símbolo de paz para muchos y aunque el Gobierno de la Nación no quiera escucharlo, resuena en la conciencia de algunos que ya han abandonado sus filas. ¿Cuántas muertes más señor Rodríguez han de llegar para que esto acabe?

En su relato el funcionario vasco combinó lo vivido entonces con lo que siente ahora. Según contó, estuvo cerca del suicidio: "Había elaborado unas bolsas de basura trenzadas con un pequeño mecanismo de seguridad para no fallar". Incluso pidió que le mataran: "Mátame de una puta vez y déjame en paz". Esperemos que estas palabras, que no precisan de mucho matiz periodístico o articulista, sirvan para que el PSOE abra la puerta del diálogo a quienes ha de abrírsela y la tabique de una vez por todas con los terroristas.

No hay comentarios: