miércoles, 7 de febrero de 2007

LA CONDOLIERE DEL PERIODISMO

Personalidades de la política y militares pasan revista a sus vidas en
Entrevista con la Historia, donde Oriana Fallaci pinta la convulsa década de
los 60 con esa pluma que le ha granjeado ser una reconocida periodista
internacional.

Entrevista con la Historia, escrita en 1974 es el libro cúlmen de la italiana Oriana Fallaci. En ella ha conseguido reunir a las personas más relevantes de la convulsa década de los 60. Nos ofrece un libro bien tratado, donde cada entrevista va precedida de una introducción que explica cómo y por qué se ha llevado a cabo. Con él ha innovado en esta especializada rama del periodismo dando a veces otra vuelta de tuerca –como diría Cortazar– y buscando ángulos de información que muestran caras desconocidas de personajes como Kissinger, impulsor de la guerra de Vietnam, Indira Gandhi, hija del pacifista indú, o Yaser Arafat, el fallecido líder de la Organización Liberal Palestina.

Con un estilo fuerte e intenso, Entrevista con la Historia desbroza sus líneas con espíritu rebelde, quizás partidista y poco objetivo para el género que trata. La opinión de Fallaci sobre algunos personajes llega a salirse de la imparcialidad y ronda temas tan escabrosos como la supuesta homosexualidad de Arafat. Es muy directa, verdaderamente intuitiva y con cada una de las entrevistas va dando muestra de su valor. No deja de preguntar aquello que nadie se atreve. A Kissinger por ejemplo, al comenzar la entrevista le comentó “hablemos de la guerra...”. Ningún político, militar o alto cargo se ha negado a verla –salvo Fidel Castro– lo que deja bien latente su carisma y valía como profesional de los medios. Lo malo es que a veces ocurre por el miedo a su lengua viperina y a la repercusión social de sus opiniones, más que por su capacidad profesional –hoy en día incuestionable–

Entrevista con la Historia sirve para mirar a través de una ventana al pasado que muchas veces sigue abierta: "En cada capital europea existen oficinas de los llamados movimientos de liberación y ustedes saben muy bien que no se trata de oficinas inocuas. Pero no hacen nada contra ellas. Se arrepentirán. Gracias a la inercia de ustedes y a su condescendencia, el terrorismo se multiplicará y también ustedes lo pagarán". Golda Meir ex-primera ministra de Israel antes de la Intifada.

Oriana Fallaci es pues la periodista más importante de todos los tiempos, lo que le ha hecho ganarse amigos, pero también enemigos. Su figura con el paso del tiempo, parece convertirse en un circo que con cada representación no hace más que alimentar la polémica y la controversia. Aún así la inmensa calidad de sus trabajos es indiscutible. Fallaci nació en Florencia en 1929. Es una renombrada feminista, aventurera que campa a sus anchas en terreno antes vedado a las mujeres. Repudia las nuevas tecnologías y sigue escribiendo en su antigua máquina de mecanografía, lo que choca frontalmente con el espíritu de inmediatez del periodismo globalizado.

Hoy es una de las columnistas más seguidas del mundo y en sus líneas reivindica la crudeza del islamismo –lo cual le ha conllevado serios problemas con las autoridades musulmanas–, pero también se ha elevado estandarte de libertades, en defensora acérrima del liberalismo, lo que la convierte en la “Condoliere” del periodismo actual.

No hay comentarios: