lunes, 17 de septiembre de 2007

DESGOBIERNO SOCIALISTA vs. DESPROPÓSITO NACIONALISTA

La demagogia nacionalista nos hace creer en unos partidos moderados

En estos días discutimos en bares y tertulias caseras si Josu Jon Imaz ha dejado el PNV en manos de una línea nacionalista dura. Bien, partamos del engaño de esta discusión: no existe el nacionalismo blando, pues su último fin y razón de ser es quebrar el Estado y la Constitución que nos une, lo que en tierra de todos habría de llamarse extremista radical.

Así pues no son demócratas, ya que no creen que la organización estatal de nuestro país sea la correcta. Lo demostran día a día cuando retiran la enseña nacional de los balcones donde gobiernan, cuando anulan partidas presupuestarias estatales a su antojo y cada vez que vulneran la Constitución en temas culturales y lingüísticos.

Con todo ello pensar en el menor de los males, que es la forma de llevar la política de estos energúmenos entre un quehacer más suave y sutil o quizás más brusco como el que vivimos con Arzalluz, me da verdaderamente igual.

Dejémonos de demagogias y llamemos a las cosas por su nombre, ocupémonos de los problemas de la gente, que aunque el señor Rodríguez se empeñe en ocultarlos son muy ciertos y demos a esta gente la representación política que debieron darle los malogrados padres de la Constitución del 78. No digo que anulemos pues su palabra no, si no que vuelvan a sus regiones a ejercer y no que yo andaluz, tenga la posibilidad de votar a Touriño, o a Carod en unas elecciones nacionales. Esas personas dicen luchar por los intereses regionales de su pueblo, mentira pues sólo luchan por quién comparte los suyos. Aún así bien, que su representación no se catapulte al ámbito nacional y sea en sus comunidades donde jueguen sus funciones. Veremos si eso no anula la mayoría de los disgustos y malos tragos que el líder socialista y despresidente del Gobierno nos ocasiona cada mañana en el café.

2 comentarios:

Jaime de Ramón Vigueras dijo...

Dejando las cosas claras, si señor, ya está bien que aquellos que no creen en España nos marquen el camino a seguir, que los nacionalistas solo tengan poder de decisión en su comunidad y no afecten a toda la Nación.

Ahora ZP se dedica a copiar las políticas sociales del PP, y tras las elecciones si gana(Dios no lo quiera) volverá a vender España.

Tu blog se va a convertir en lectura de cabecera. Un abrazo

ALONSO MORENO DE BARREDA ROVIRA dijo...

Estimado Jaime: Mil gracias por tu comentario, como ya he dicho muchas veces en el blog, ha llegado el momento de la rebelión cívica. Luchemos con armas democráticas o nos derrotarán con la asfixia de la demagogia y la manipulación.
Libre eres de intervenir en este blog cuando quieras y si quieres colgar algún artículo sólo dímelo y ahí lo pondré.
Un abrazo