miércoles, 17 de octubre de 2007

DISCUSIONES EN EL PASADO

Zapatero viajó al infierno, exactamente para reunirse con Franco, aquel que mató a su abuelo y al que tiene tanto odio.

- Hola Francisco.
- ¿Y tú quién eres?
- Soy el presidente de España.
- He oído hablar de ti, pero tenía entendido que no eres el presidente de todos los españoles.
- Por supuesto que sí y el que así no lo vea, es que está ciego.
- El caso es que Montilla e Ibarretxe no lo ven igual.
- Esos son unos peleles.
- O más bien lo eres tú dependiendo de ellos.
- Yo gobierno en España para todos los españoles, les guste o no.
- Ves, ser tan autoritario a lo mejor no es tan malo.
- Siempre que se haga bajo la ley.
- ¿Como la de banderas que tú no quieres cumplir, o como cuando negociaste con ETA?
- Eso era necesario y la bandera no es tema de discusión, Mariano es el único que busca esa confrontación.
- Ya pero sigues sin cumplirla, al menos lo sabía el mundo de mí, pero tú le mientes.
- Bueno, bueno, dejémonos de peroratas y hablemos de mi abuelo.
- En el cielo está.
- ¡Por Dios que no somos católicos!.
- Entonces estará en el infierno conmigo José Luis.
- ¡Tú le mataste!.
- Y me arrepiento del daño que hice, o quizás no, soy así de malo y por ello estoy con el Demonio. Pero los republicanos como tu abuelo mataron a muchos también. La guerra es la guerra.
- Para eso he creado la ley de Memoria Histórica, para que no se olvide lo que hiciste.
- ¿Y ese es tu talante?, ¿qué pasa con aquellos que fallecieron por culpa de la república?.
- Esos ganaron la guerra contigo después.
- Ya pero Carrillo tiene sus estatuas, sus honores universitarios, su lugar y dicen que mató tanto como yo... ¿qué opinas entonces de Largo Caballero?
- Esos fueron héroes y merecida tienen su memoria.
- Más bien desmemoria.
- Franco eres un genocida.
- No sólo mata quien lo hace con los hechos, sino quien también defiende al asesino.
- Pagarás por ello.
- Ya lo hago, el caso es que tú también llevas todas las papeletas para seguirme.
- Pero me llevaré a España conmigo, todos me adoran soy el presidente más valorado.
- Creo que sólo piensas en la mitad de España.
- Los otros no cuentan.
- Tú tampoco eres muy democrático que digamos.
- Lo soy, lo que pasa es que hago lo que me dicta la conciencia.
- Y lo que te da la gana.
- Eso también.
- A Dios ciudadano.
- Yo no soy ciudadano, soy patriota.
- Todos somos lo mismo al final.
- Menos tú hipócrita.
- ¡Tú si que eres un tirano!. Adiós, no quiero volver a verte.
- Pronto me verás acá, tranquilo, sigue así machote.

No hay comentarios: